viernes, 3 de noviembre de 2006

ACM (armas de copypasteo masivo)

Primero fue Saddam. Y Fidel está al caer.

El mundo de los dictadores, como el de los protagonistas del Tomate, necesita retroalimentarse y volver a empezar desde cero cada cierto tiempo. Saddam sabía que el primero en salir de la casa, nominado por Bush, Aznar y Blair, es el que triunfa. Es el que parte con la pana. El que se lleva todos los titulares y el que en el fondo; a pesar de ser el malo entre los malos, nos despierta un punto de simpatía.

Fidel estaba tan contento y tan agusto en la casa, y aunque Bush no paraba de nominarle a cada posibilidad que tenía, parecía uno de los firmes candidatos a ganar “El Gran Dictador” pero tuvo que abandonar la casa. Y aunque en su lugar entrara su hermano (igual igual que en Gran Dictador Vip), la cosa no es lo mismo y nadie lo considera ni rival ni adversario. Toda la audiencia supone que antes o después se aliará con Bush. Y si no él, su sustituto. Y si no el sustituto de su sustituto…

Y Kim Jong se ha dado cuenta, de que después de tantos años en la sombra, sin nominar ni ser nominado, tiene muchas posibilidades de convertirse en el malo oficial del mundo. Y hacer que, cuan Maria José Galera, su nomnbre esté en todas las bocas. Y eso no es moco de pavo. Pero no en vano Kim Jong es malvado. Malvado y con nombre de malo de James Bond además.

Así que hace unos días hizo un experimento en el jardín y montó un temblor sísmico de 3,9 grados en la escala Richter. Un petardito inofensivo… para llamar la atención más que nada…

Y la audiencia se ha acojonado como era de esperar. El malísimo comunista tienen en sus manos un montón de nominaciones contra los concursantes de Corea del Sur, de Japón, e Rusia y… de Estados Unidos. Y Mercedes Milá suspira: ¡Oh Dios mío, esto no puede ser!
Urge hacer algo... no sé, tal y como están las cosas... ¡Expulsarlo! Pero claro, aquí no hay petróleo y Vietnam queda muy cerca. Además, ¿qué pintan los americanos no-minando tan cerca de Rusia e incluso China?
Claro que también podemos mandar Cascos Azules... (vale, vale... ¡ahora me he pasado! ¡Que estos no pintan nada, es verdad).

Pero lo más curioso de todo es que Chirac despotrique en el confesionario contra Kim Jong después de lo de Mururoa. O que Putin le recrimine que se ha portado mal cuando el fabrica petardos (incluso puede que el del jardín se lo hubiera dado él). Pero que Bush diga que no va a tolerarlo es digno de comentario de Belén Esteban

Y ahora que han logrado que me enganche al Reality Show no puedo parar de pensar en que hará el concursante mejor situado: ¿Se meterá en esta “guerra”? Porque señor Bush, ahora SÍ que hay armas de destrucción masiva. Debería ser coherente y actuar... hacer unos bolos en Irán, en la India, en Paquistán, en China, en Rusia, en Francia, en Inglaterra y por su propia casa. Porque, al fin y al cabo, ser "garantía de la democracia en el mundo" queda un poco mal si el rasero es diferente para unos y para otros según intereses. Pero para saber todo esto tienen que esperar a la Gran Final.

Mientras tanto no dejen de enviar sus mensajes al 5525.
Maestro Troy, póngame a los pies de su señora. O de su marido. O de quien sea que se esté tirando actualmente. Yo de mayor quiero ser como usted.

Hace 309 posts...

3 comentarios:

Urui dijo...

Una duda, ¿el coreano ya ha dicho lo que quiere o aún no?

Sota dijo...

Ser novia en la boda, niño en el bautizo y muerto en el entierro, Urui. Como nuestro Aznar, sería capaz de llevar el mundo al desastre sólo para que le hagan un poco de caso los chulitos de la clase.

Urui dijo...

Joder, si quiere que alguien le haga caso que deje de gastar pasta en armas y dé de comer a su pueblo.

La atención de Bush y demás purria similar está sobrevalorada.