miércoles, 17 de mayo de 2006

Degradados

Haciendo caso a las peticiones del respetable (por más que lo odie profundamente, y él ya sabe por qué), vamos a hablar de tetas y culos. De hecho, específicamente de culos. Concretamente de este culo. Les dice algo?

Vale, dicho así suena raro. No, no es el Ojete de Lulú, único culo de la historia del que tengo noticias haya sido capaz de hablar. Me refería más bien a si les suena... No lo estoy arreglando, verdad? Mierda de mentalidad literal. En fin, ya que estabamos con Jess Franco, hagamos uso de una de las marcas de fábrica y usemos un zoom (inverso en este caso):

Mejor? Seguro que lo han visto, durante todo el sábado pasado ese culo (al que la foto, en principio, no le hace justicia, en las imágenes de televisión se veía bastante más respingón y bien puesto que aquí) fue la comidilla (con perdón) de todos los programas de televisión, los periódicos y las radios (aunque estas últimas, por razones obvias, no pudieron dar imágenes. Resumiendo para los que se hayan pasado el fin de semana en la inópia, es el (hermoso) culo de Evangelina Carroza (insertar chiste sobre "carrocerías" a gusto del consumidor), una miss argentina (y ya se que esto no es dar precisamente excesiva información, en un país que fabrica misses como otros fabrican tornillos) que se presentó de esta guisa en la cumbre de Viena entre la Unión Europea y Latinoamérica-Caribe para protestar, en nombre de Greenpeace, organización de la que es socia (porque ser miss y tener un buen culo no es óbice para ser inteligente y/o tener conciencia social y ecológica, y harían bien en tomar nota las de aquí, que la que más la que menos con el precio de hacerse las tetas y el tabique nasal les regalaban una lobotomía frontal, por lo que parece), por la implantación de una papelera especialmente contaminante en la zona fronteriza entre la Argentina y el Uruguay.

No voy a seguir hablando del culo en cuestión (que me dan calores) ni de los motivos de la protesta, porque, desgraciadamente para mi, ninguno de los dos los conozco en profundidad (y mira que tampoco me importaría demasiado hacer una exploración...), sino de las reacciones a la protesta de la señorita Carroza. Y tampoco a las reacciones de los políticos allí presentes (no hay constancia de que saltase por los aires ningún botón, pese a la cara de malfollados que por lo general tienen siempre), sino a la de los comentaristas.

Ya saben ustedes que uno de mis vicios inconfesables y que negaré siempre tener es el de las tertulias políticas de la radio (en televisión, los poquitos que hay me suelen pillar en horarios que no me van bien) y los artículos de opinión de los diarios (que suelen hablar de política o metapolítica, también). Y algo que he visto/oído repetidas veces estos dias ha sido que la protesta estaba bien, era legítima, tenía más o menos sentido o razón de ser... pero que tendrían que haber escogido una forma menos degradante de llevarlo a cabo.

Y claro, ya saben ustedes también que yo tengo bastante de liberal decimonónico, poco de neoliberal y mucho de libertino, y se pueden imaginar que lo primero que pasa por mi cabeza cuando oigo esos comentarios es "degradante? Degradante para quién?" La respuesta, por supuesto, es tan obvia para mi como para ustedes, que son gente culta, sensible, leída e inteligente (en caso contrario no estarían leyendo este, su blog). Esa protesta, ese bikini, ese culo, es, efectivamente, degradante. Pero no para ella, que al fin y al cabo es su culo (sea porque se lo ha dado la madre naturaleza y un adecuado ejercicio de gluteus maximus, sea porque tiene un buen cirujano y se lo ha podido pagar) y lo enseña cuando, como y a quien quiere (y yo que se lo agradezco, oigan). Es degrante para ellos, para los que se quejan. Ella no se degrada en ningún momento, los degrada a ellos, los manipula y deja sin palabras (y sin riego sanguíneo en el cerebro, de paso) con algo tan simple y natural como es el enseñar dos palmos cuadrados de la piel que Dios (directamente o por persona interpuesta) le ha dado, y con ello hace visible y, por tanto, efectiva, su protesta.

Esa gente que dice encontrar degradante la piel humana desnuda, que ve morbo (en el sentido etimológico del término, enfermedad malsana) en una madre dándole el pecho a su hijo en un banco del parque, que se escandaliza ante la visión de dos personas besándose, que manda retirar las revistas con desnudos de los kioskos, que anatemizan la Maja Desnuda de Goya (cuando todo el mundo sabe que la carga erótica de la Maja Vestida es infinitamente mayor), que ponen pegas a las estatuas con desnudos en espacios públicos, que persiguen las playas nudistas, que inventan connotaciones sexuales en imágenes que objetivamente no la tienen, que ven la suciedad en todas partes cuando lo único sucio que hay es su mente podrida, malsana y enfermiza, una mente que se mueve a espasmos sólo porque está muerta y plagada de gusanos son un auténtico peligro social. Porque los otros, los de siempre, los que son la misma mierda independientemente del uniforme que lleven, son tan obvios, tan poco sutiles, tan bastos, que cualquier persona con dos dedos de frente les ve venir y si no se rie (y les escupe) a la cara es porque el grueso de la población tiene mucha más educación de la que ellos, que durante siglos se han erigido en guardianes de la cultura (más que nada porque no dejaban que nadie más se acercase a ella bajo pena de excomunión y hoguera), tendrán nunca. Pero estos otros (que en el fondo son lo mismo, aunque las formas sean distintas, y que están teledirigidos de forma más o menos directa por las drags siniestras a las que tanto quiero y a las que tanto debo, como las folkloricas dicen) son mucho más peligrosos, mucho más sibilinos, porque bajo unas formas más lógicas, menos basadas en la moral y más en la ética (como si supiesen lo que significa cualquiera de las dos palabras), sin basarse formalmente en ningún texto sagrado, hacen una labor de zapa social en favor de esas logias perversas e insticionalizadas que les gobiernan, minando el imaginario popular para demonizar ya no el sexo (que también), sino el propio cuerpo humano, ese que dicen está creado a imagen y semejanza de Dios, y, más allá, eliminar cualquier vestigio de belleza y, sobretodo, de placer. Del placer de ver y del placer de ser. Y amenazan con ser mucho más efectivos de lo que fray Jorge de Burgos logró ser nunca envenenando las páginas de las Comedias.

Porque el hombre que es feliz, que tiene acceso al placer, que dispone de la belleza, que, dicho pronto y mal, va bien follao, es libre. O, al menos, es más libre del que no lo es. Y eso es un peligro.

Para ellos.

Por eso se degradan cuando ven un culo.

Hace 307 posts...

9 comentarios:

Urui dijo...

Más que el culo, a mí me llama la atención que todos los líderes europeos (o mundiales o lo que sean) vayan de oscuro y el color se limite a las corbatas.

Les faltan los bombines y el puro (y a ellas también) para ser los hombres grises de Momo.

Sobre los comentaristas, estamos volviendo poco a poco a los tiempos de los puritanos gritando "¡Bruja! ¡Bruja!".

Soliloco dijo...

Bueno, al igual que la belleza esta en el ojo del observador asi tambien la depravacion... no hay quien se rasgue mas las vestiduras por algo obsceno que quien tiene una relaccion totalmente insana con la sexualidad

Sota dijo...

Urui, tienes algo en contra de la gente que viste de oscuro? Ejem... (por otra parte, llámame antiguo, pero yo encontraría fuera de lugar a un presidente de gobierno en ejercicio de sus funciones con una americana floreada...)

Soli, eso mismo decía yo.

Norda dijo...

Hay maneras de protestar que quizás puedan parecer más adecuadas al contexto que la que se utilizó (más que nada porque los señores que aparecen en la foto igual prestaban más atención a la figura que a la pancarta xD), pero bueno, el culo de cada uno es suyo y lo enseña cuando quiere, no? :P

(me ha salido zjipu... casi suena a insulto xD)

Urui dijo...

En contra nada, yo también tengo mis conjuntitos oscuros.

Pero un poquito de color no los mataría, o al menos un poco de ropa clara. O gris.

Antiguo.

Sota dijo...

Norda, pero así ha salido en las noticias de todo el mundo, y ha armado mucho más revuelo... Sólo hubiese conseguido tanta publicidad para su causa poniendo una bomba. Y eso está feo. Lo que suena es a escupitajo.

Urui, y yo que no te veo con un "conjuntito"... Y más que antiguo, decimonónico. Ya lo digo en el post.

(me sale lnunx... será una señal del cielo para que me cambie de sistema operativo?)

Urui dijo...

Hombre, pantalón y camiseta pegada al cuerpo o camisa, todo negro se puede pasar como conjuntito, ¿no?.

Noe_Izumi dijo...

Estoy de acuerdo... Algo tan serio com una protesta ecologica no merece degradar asi a la mujer

Sota dijo...

Noe... Me temo que no has entendido nada. Esa mujer no está degradada. Es su culo y lo enseña cuando y como quiere.