miércoles, 3 de mayo de 2006

Gordas

A ver, vamos a ponernos empíricos. Miren la foto siguiente (correspondiente a la campaña publicitaria de la colonia Opium de Yves Sant Laurent de hace un par de años, si no me falla la memoria), y defínanmela con una sola palabra. Maticemos, no me definan la foto, defínanme a la señora que en ella aparece (Sophie Dahl).Personalmente, de entre todas las palabras que pasan por mi cabeza al verla, la que más se aproxima al significado completo es "jamona". Puede sonar soez, lo se, pero lo que es, es, y esta señora, pese a que en esa foto se la vea excesivamente pálida, está jamona. Pata negra. Con sus hebras de tocino, que, cuando el jamón es bueno, es lo más sabroso y lo mejor corte.

Bueno, pues según esta revista femenina (inciso: será esto el famoso porno para mujeres? Las revistas femeninas sulen llevar en portada a señoras de buen ver con poca ropa... Las masculinas también. No es esto discriminación sexual contra los modelos masculinos? Pues que baje Dios y lo vea...) está "entrada en carnes", y la modelo Crystal Rem es una "modelo gordita". No tengo a mano las medidas de la Dahl, y a la vista de la foto se me ocurren cosas mejores a hacer que ponerme a buscarlas, pero las de Rem vienen en el artículo. 97-81-107 (culo rotundo, Troy!), con un metro setenta y cinco de altura. A ver, las medidas ideales en una mujer llevan algunas décadas situadas en un ideal de 90-60-90, no porque esa combinación de números tenga nada en especial, sino porque eran las medidas de Marilyn Monroe, el sex-symbol por antonomasia. Y eran unas medidas que, en la señorita Baker, daban un pedazo de mujer explosiva que quitaba el sentido. Vale, la picardía, el desparpajo, la alergia por la ropa, el saber hacer ante la cámara, los guiones que protagonizó y la caída de ojos miope hicieron mucho por encumbrarla al puesto de sueño húmedo de media humanidad (y lo que te rondaré, rubia de bote), pero su cuerpazo serrano (y volvemos al jamón) era incontestable. También eran las medidas de la maggioratta di maggioratti (coríjeme si está mal, Tony) Sophia Loren, por cierto.

Pero no pierdan de vista lo de "pedazo" de mujer. Porque Marilyn era un tapón de metro sesenta y cinco. Si la estirásemos diez centímetros, sin mantener la proporción de contorno, aparte de un cuadro de El Greco, lo que quedaría se parecería más al palo de escoba de Kate Moss (inciso dos: cómo pudo esa mujer ser considerada top model o sex symbol? Pero si es como excitarse mirando un mocho!) que a una mujer como mandan los cánones. Lo peor del artículo, en cualquier caso, es que presentan el caso del piazo hembra que es Rem como un ejemplo de "superación ante la adversidad" y de "no pasa nada si te sobran kilos, a ella también y es modelo, no llores y compra más productos de belleza, perra, que pase que estés como una foca pero por lo menos ten la decencia de tener una piel impecable y pintarte como una puerta, coño ya, que nos jodes el negocio". Y es una revista "de mujeres". Ya he comentado alguna vez mis opiniones al respecto de las cosas hechas "por y para mujeres", y mi convicción (basada en la observación y la experiencia, que interpola y no extrapola) de que las peores machistas del mundo son indefectiblemente las mujeres, entre otras cosas porque son las que han criado y educado a los hombres machistas, y eso me ha valido el rapapolvo de alguna que otra amiga de fuertes, profundas y razonadas (y razonables) convicciones feministas. Pues lo siento, Angua, pero yo tengo razón, y aquí tienes otro ejemplo. Uno más.

Pero me voy del tema, como es mi costumbre. El enlace me lo pasa, indignada, una amiga, a la que no enlazo porque no tiene blog, pero que aprovecho la ocasión que me brinda esta tribuna para decir a todo el mundo que está que cruje (un beso, Eclept! No, no me había olvidado del post!), a raíz de una conversación con sus compañeras de trabajo, las cuales, agilipolladas como ellas sólas, decian (y cito textual del mail) "que la ven bien, porque es alta, pero que con 70 kilos el medico ya diagnostica obesidad". Lo cual demuestra que, aparte de ser estúpidas y más machistas que una peli del Ozores, son unas perfectas incultas (y si quieres imprimir el post y enseñarselo para que saquen espuma por la boca, Eclept, adelante). Porque, no teniendo la tabla a mano, me atrevería a decir que, midiendo 1'70, 70 kilos te situan en el límite de peso ideal, sí... pero hacia abajo. Nunca hacia arriba. Y el peso ideal depende de muchos factores, entre ellos la complexión física (no es lo mismo una persona de hombros anchos que una de hombros estrechos, ni una mujer con grandes pechos que una con pechos normales que una plana), pero, sobretodo, depende de la altura. Y si setenta kilos en una persona de metro y medio pueden ser obesidad, en una de metro ochenta es estar flaco. Vale, yo soy un hombre, y según las lumbreras estas con quien tiene la desgracia de compartir ofincina mi amiga esome da más margen (a lo que yo me pregunto... por qué? Si las mujeres suelen pesar menos que los hombres es porque suelen ser físicamente más pequeñas que los hombres, pero sólo hace falta echar un vistazo para darse cuenta de que, a igualdad de alturas, una mujer bien formada, -y quede claro también por enésima vez que a mi las tetas me gustan pequeñas, la medida ideal es la que ocupa perfectamente la mano- ocupa más volumen -y, por tanto, tiene más peso- que un hombre), pero si con mi metro noventa largo pesase setenta kilos, sería huesos, huesos, tu eres sólo huesos unidos por muy poca piel. Y a cada paso que diera parecería que me estaba rompiendo... De hecho, el concepto de "peso ideal" hace mucho que dejó de ser usado por los nutricionistas serios (no es exactamete así, se sigue usando porque el peso es una medida fácil de tomar y seguir un control, pero para calcularlo ahora se tienen en cuenta muchísimos más factores que sólo una relación de alturas tabulada), para ser substitutido por el índice de masa corporal, que, para decirlo mal y pronto, viene a medir el grosor de la capa de grasa que cubre al músculo. Vamos, que esas palurdas no han dado ni una. Pero es que ni las han visto venir.

Y lo drámatico del caso es cuando te encuentras, blogueando, con posts como este (via Psicobyte). O mejor dicho, el posts no. Los comentarios. Aterradores es poco.

Y me permito terminar con una reflexión lateral que me hizo mi hermano, ante la vista de un bosque de gruas (esa extraña especie alienígena que está parasitando nuestras ciudades) en el horizonte... En su dia, Cervantes describió como Don Quijote cargaba contra los gigantes encarnados en molinos. Hoy en día, no quedan molinos, y los que quedan, los generadores eólicos, como las gruas, son los gigantes de nuestros tiempos. Gigantes en los huesos, gigantes anoréxicos. El signo de los tiempos.

Pues vaya mierda.

Hace 307 posts...

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Pensaba que ya no lo ibas a comentar. Me has sorprendido gratamente.

Me encantaria imprimirles el post, pero la alusion es demasiado directa. Pueden sentirse ofendidas. Y como me llevo bien con ellas no quiero problemas.
Solo recordar el tema me pone de mal humor. Pero claro, eso es porque, segun ciertas personas, yo tengo "presencia".

Creo que hay temas que no tocas, como puede ser el problema a la hora de procrear. No puede ser sano que una mujer, que no tiene apenas nutrientes para si misma, tenga un hijo.

Y no hablemos de las madres que quieren recuperar la figura justo despues del parto. Se ponen a dieta, aunque esten dando el pecho. Porque estan acostumbradas a estar toda la vida a dieta. Puede que ellas no consideren que comer una ensalada es estar a dieta, pero si estas dando el pecho necesitas algo mas.

Nuestra generacion es la primera, creo, en sufrir realmente esta presion. Que pasara con nuestros hijos? Crecer con unos padres que se obsesionan continuamente con la comida no es sano. Y eso sin contar el alto numero de bulimicos que no lo admiten. El hijo/a crecera pensando que ese comportamiento es el correcto.

Y lo peor es que nos tienen lavada la cabeza. Yo hablo mucho, pero soy la primera en estar a dieta. La Operacion Bikini ya ha empezado.


Ecleptica.
PD: este comentario vale por muchos.

Pryrios dijo...

Cuanta verdad condensada en tan pocas palabras. Y que miedo que me han dado los comments de ese post, la verdad. Porque ya no son crias adolescentes de 16 años, no. Ahora son niñas de 12 que son anoréxicas desde los 9. ¿Pero que clase de padres tiene una niña que a los 9 años es anoréxica? Oo

En fin, gracias a dios que Norda es una de esas "entraditas en carne" (y bien guapa que eres, mi vida ;@).

Por cierto, me alegra ver que tienes buen gusto (es decir, el mismo que yo) en pechos :P ¿Como era? "Teta que la mano no cubre..."

Anónimo dijo...

¿Depende de la mano? :P

A ver, por alusiones. Yo no te he negado nunca que las mujeres machistas existan, que son legion y que hacen mucho daño. Lo que pasa es que me repatea ese comentario que saca mucha gente en este tipo de discusiones cuando se quedan sin argumentos, el de "pero si hasta vosotras sois machistas, de la peor clase, y además malas con las otras mujeres". Si, hay mujeres machistas, y si, hay mujeres malas con las demás mujeres, pero eso no es excusa, ni exime a los hombres machistas de serlo. Es de eso de lo que me quejo.

Como pasa en muchos otros aspectos, los peores verdugos antes han sido víctimas.

Qué mas: las revistas femeninas son un ajco, y nos lavan el cerebro. Yo solo las leo cuando voy a la pelu para reirme de las criticas de cine que ponen, son GENIALES. Yo creo que son una táctica de los hombres para "reinventar" su poder. Te dicen que tienes que ser una supermadre (lo que ellas entienden por supermadre, eso daria para otro post), una supertrabajadora, una superamiga, una superamante, una superconsumidora, y encima ser fiel a ti misma. Y un carajo, es imposible. Nos quieren tener tan agotadas cumpliendo lo que creemos que tiene que ser una mujer que no nos da tiempo a pensar que, otra vez, somos esclavas.

Y sobre el post: con compañeras como esas cualquiera necesita enemigas. En mi caso quiero adelgazar por varios motivos, todos de salud (en mi familia los problemas de corazón y circulación estan a la orden del dia). Pero lo que tengo claro es que no voy a ser una KateMoss. Tengo espaldas anchas, caderas anchas, y mucho pecho. Dudo que, por mis huesos, pueda llevar menos de una talla 40 por muy delgada que esté. Y tan feliz.

La gente que ve en esas modelos a mujeres "gordas" tiene un grave problema de autoestima, creo yo. Si les han sorbido el seso los anuncios y se creen que por estar anorexicas perdidas van a molar más, no es problema de las demás.

Anónimo dijo...

Y esa era yo, claro.

angua

Sota dijo...

Eclept, por supuesto que lo iba a comentar. Por quién me tomas? "La alusion es demasiado directa. Pueden sentirse ofendidas" Esa era la idea. Y en cualquier caso, se podrían sentir descritas, pero de ahí a ofendidas... "El problema a la hora de procrear" La naturaleza es sabia, y provoca amenorrea y abortos naturales en estos casos. Más grave es lo de las dietas durante la lactancia, sobretodo porque la gente no sabe hacer dieta y hace auténticas burradas. Una dieta bien dirigida, rica en proteinas, no debería dar problemas. "Nuestra generacion es la primera, creo, en sufrir realmente esta presion" Nuestra generación es la primera que sabe que tiene tres comidas al día. Y por eso es la primera que el canon de belleza lo tiene en la delgadez, no en la exhuberancia. Y maldita la falta que te hace ponerte a dieta.

Pryrios, no es tan simple, la anorexia es una enfermedad mental, no se le puede echar la culpa sólo a la educación o el entorno (que sí, tienen su parte, importante, pero sólo su parte). Y para hacer comer a un anoréxico, o lo haces como si fuese un pato para hacer foie, o no hay tu tía. Y sí, prefiero el muslo a la pechuga, aunque a una chica Russ Meyer tampoco le haría ascos (Tura Satanaaaarghhhh... /me babea).

Angua, es que por maniqueo y manipulador que sea el argumento (que lo es, no te lo discuto), es la respuesta idónea al (no menos maniqueo y manipulador) de "es que todos los hombres son -sois- unos cerdos machistas". Que no me negarás que se usa, y mucho, ya no sólo por hembristas, sino por muchas feministas comme il faut. De lo de las revistas, te doy la razón, Interviú por lo menos no intenta disimular lo que es, una revista de información sensacionalista con señoras en tetas, pero volvemos al argumento circular, las revistas "femeninas" las dirigen mujeres, sus redactoras son mujeres y su público es principalmente femenino. Oh, y una revista tan radicalmente machista como Interviú, si no recuerdo mal, la dirige Teresa Viejo, que es una mujer. Y de ahí podríamos pasar al fassssscinante mundo de las revistas "para adolescentes", que ya es la hostia en verso... "La gente que ve en esas modelos a mujeres "gordas" tiene un grave problema de autoestima, creo yo" Y yo. Y digo lo mismo que con los católicos, que cada cual se jode la vida como buenamente puede o sabe, pero que a los demás nos dejen vivir en paz...

Urui dijo...

Fuera las dietas. Lo que hay que hacer es comer bien todo el año (vale, yo no tengo otro remedio, pero es el mejor modo).

Sota dijo...

Urui, no. Las dietas (aparte de las que son por motivos médicos) tienen su función de ser. Ni que sea el permitirte recuperarte de los excesos. Y de vez en cuando conviene hacer excesos, te permiten saber que estás vivo. Lo contrario sería taaaaaan aburrido...

Urui dijo...

Hombre, los excesos van bien de poco en poco.

Salvo que el recordatorio de estar vivo venga en forma de retortijones (que notas el intestino moviéndolo todo en una dirección y luego en otra y ya te desesperas y le preguntas a tu tripa por qué lo lleva de vuelta al estómago). Sabes que estás vivo porque si no, no te dolería tanto.

Ahora estoy probando a llevar vida sana para poder pasar de ella durante las quedadas.

Sota dijo...

Pues me estás dando la razón. Estás llevando un régimen para poder cometer excesos...

(y el tuyo es un caso de motivos médicos, vida, ya dije que esos los dejaba aparte)

Ghanima Atreides dijo...

Si la tipa esa está gorda (teniendo en cuenta lo bien, BIEN, proporcionada que está), yo soy un ballenato en proceso de crecimiento...

Tonterías hay que leerles a algunas, oyes...

Voto por, ya que les gusta tantísimo hacer "dieta" y estar "delgaditas", llevarlas sin billete de vuelta a SudÁfrica. Ahí sí que no les va a costar nada de nada hacer dieta.

Anónimo dijo...

Yo no hago dieta para cometer excesos, vivo para cometer excesos. La comida esta tan rica!!!! Ese heladito de chocolate belga, esa pizza chacabuco, ese brownie del ribs. Y como no me gusta irme de compras toca hacer dieta para entrar en los pantalones.

Mal tema para empezar el dia. Ahora quiero palmera de chocolate rica, pero en vez de eso tendre dos naranjas, una de ellas medio reseca. Puag

Ecleptica.

Urui dijo...

Eclep, en una revista que tiene mi madre por casa salen dietas que incluyen una palmera de chocolate en el desayuno.

Esta tarde escaneo (por fin) los exámenes de la oposición, si te interesa, te envío ambos, exámenes y dieta.

Sota dijo...

Eclept, no, no, no. Nunca hay que vivir para cometer excesos. Hay que cometer excesos para vivir. Que no es lo mismo.

Pryrios dijo...

Si, tienes razón, pero hasta donde yo se, la anorexia casi siempre ha tenido que ver con el tema de perder peso o no ganarlo para poder gustar a la gente o a si mismo. Pero esa figura estaba impuesta por la sociedad.

Dicho esto, lo que me sorprende es que una niña de 9 años tenga esas ideas de "querer estar guapa" cuando a esa edad, lo normal es que lo que menos te interese sea tu aspecto externo. Si una cria de nueve años vive obsesionada con eso es que no tiene los valores muy claros, y eso ya entra de lleno en su educación, ¿no?