miércoles, 31 de mayo de 2006

Discos dedicados (XIII)

Cuando la lluvia va
lamiendo la ciudad
regresa el corazón al pasado.
Al cigarrillo aquel
que nos dejó una vez
la boca con sabor a pecado.
Fúmame, fúmame.
Fúmame, fúmame.

Como el humo quiero arder.
Nunca se consume
el tabaco de mi piel.
Tanto tiempo te esperé...
quiero que me fumes:
con tu aliento mézclame.

Fúmame, fúmame.
Fúmame, fúmame

En una voluta de humo
quiero volar
con las alas mojadas en vino...
tan húmeda y desnuda
como el mar.
Ja, ja, ja!

Soy el tormento, el veneno, el placer
¿has probado tragarte mi dulce humo?
Así, te lo pido, fúmame,
fúmame.
Llévame a tus labios.
En esa brasa quiero arder
Enciende pronto la llama.
Fúmame!
Tu deseo es mi placer
Fúmame!
De nuevo
Fúmame!
Me quemo
Fúmame!
Te ruego:
Fúmame!
Dame tus besos!
Fúmame, fúmame.
Fúmame, fúmame...

Fúmame, Fúmame, Sara Montiel y Javier Gurruchaga.

Hace 307 posts...

3 comentarios:

Urui dijo...

En esa canción no me los imagino con el cigarro en la mano precisamente.

Troy dijo...

¿Cantar esta canción en un lugar de menos de 100 metros cuadrados es legal?

Sota dijo...

Urui, quien dice un cigarro, dice un puro...

Troy, si es de menos, y no hay menores, sí.