jueves, 31 de mayo de 2007

Discos dedicados (XV)

Apoyá en el quicio de la mancebía,
miraba encenderse la noche de Mayo.
Pasaban los hombres,
ella sonreía,
hasta que en su puerta paré el caballo.

Serrana! me das candela?
y ella me dijó Gaché.
ven
y tómame tus labios
y yo fuego te daré.


Bajé del caballo,
de cerca te ví
y fueron dos verdes luceros de Mayo tus ojos pa' mí.

Ojos verdes,
verdes como
la albahaca.
Verdes como el trigo verde
y el verde, verde limón.
Ojos verdes, verdes
con brillo de faca
que se han clavaito en mi corazón.
Pa' mí ya no hay soles,
luceros ni luna,
no hay más que unos ojos que mi vida son.

Ojos verdes,
verdes como
la albahaca.
Verdes como el trigo verde
y el verde, verde limón.

Vimos desde el cuarto despertar el día,
y sonar el alba en la torre' La Vela.
Dejaste mi brazo cuando amanecía
y en mi boca un gusto a menta y canela.
Serrana, para un vestido yo te quiero regalar.
Yo te dije está cumplio,
no me tienes que dar ná
.

Subiste al caballo
te fuiste de mí,
y nunca otra noche
mas bella de Mayo han vuelto a vivir.

Ojos verdes,
verdes como
la albahaca.
Verdes como el trigo verde
y el verde, verde limón.
Ojos verdes, verdes
con brillo de faca
que se han clavaito en mi corazón.
Pa' mí ya no hay soles,
luceros ni luna,
no hay más que unos ojos que mi vida son.

Ojos verdes,
verdes como
la albahaca.
Verdes como el trigo verde
y el verde, verde limón.

Ojos verdes, Valverde, León y Quiroga.

Hace 309 posts...

16 comentarios:

Will dijo...

mmmm, jo... vaya canción...

¿que quiere decir gache?

¿esto lo cantaba Estrellita Castro?

Pareidolia dijo...

¿Estás enamorado?
Gaché: Amante (en caló)

Grace dijo...

Supongo que debe haber un motivo para la canción, o a lo mejor es sólo que te gusta...

Pryrios dijo...

¿Estais insinuando que podría haber una reina en la embajada? :O

No se, no se...

Sota dijo...

Will, no. Doña Concha Piquer.

Pareidolia, eso siempre. Pero no más que habitualmente.

Grace, siempre hay motivos para todo. Que sean evidentes o no, ya...

Pry, vuelve a escuchar la canción. Porque habla de una puta. Y para zorra, aquí ya estoy yo.

Will dijo...

ummm concha piquer, la madre de conchita!

Pryrios dijo...

Por eso digo lo del "no se, no se...", zorrona ;D

nanyu fonseca dijo...

joder, se me ha puesto carne (piel????) de gallina!

Troy dijo...

Bueno, los tahúres siempre han llamado a la sota, la puta...

Troy dijo...

...pero yo no digo nada... que ya te lo dices tú todo...

Sota dijo...

Will, DOÑA Concha. Un respeto. Y no la compares con la pedorra de su hija, hazme el favor...

Pry, pues no sabías bien.

Nan, es que la canción es un temazo. Y esos dos la bordan.

Troy, eso mismo.

Maggie Wang Kenobi dijo...

y ahora llega el listo de turno a contar que en la época de Franco, se censuró lo de mancebía y cantaban lo de "apoyá en el quicio de la puerta mía".

Y lo de ojos verdes, evidentemente, va por mí, sisisi

DeCa dijo...

maggie tiene razon. No se podía decir mancebía, que era prostíbulo.

Mucha canción puesta para que no "signifique" nada... que misterioso estas ultimamente... Para mi que si te estás comprando ropa nueva... ummmm... eso significa algo...

Corredero dijo...

Aquí llega el poseedor de los ojos verdes de los que habla la canción. Maggie, lo siento, no son los tuyos.
1ª apreciación, "Doña" Concha Piquer (que le vendía pescado a mi madre) era una hija puta de tomo y lomo. La canción fué compuesta para ser cantada por Miguel de Molina. La estrenó Migeul de Molina y cuando éste fué exiliado a Argentina pro maricón se la quedó la Piquer, momento en que la letra se feminizó y decía
Apoyá en el quicio de mip puerta un día,
miraba encenderse la noche de Mayo.
Pasaban los hombres,
y tú sonreías,
hasta que a mi puerta paraste el caballo.

Serrana! me das candela?
y yo te dije Gaché.
ven
y tómame tus labios
que yo fuego te daré.

Bajaste del caballo,
y cerca te ví
y fueron tus ojos dos verdes luceros de Mayo pa' mí.

Ojos verdes,
verdes como
la albahaca.
Verdes como el trigo verde
y el verde, verde limón.
Ojos verdes, verdes
con brillo de faca
que se han clavaito en mi corazón.
Pa' mí ya no hay soles,
luceros ni luna,
no hay más que unos ojos que mi vida son.


Fuente de la información, mi difunta madre que era fan de la Piquer (ella me contó lo de Miguel de Molina, no me enteré después)

Comtessa dijo...

Mi señor padre es superfan de Miguel de Molina y tiene la canción (versión censurada ("Apoyá en el quicio de tu puerta un día")) en un CD con sus grandes éxitos. También la tiene cantada por la Piquer y es la versión "mancebía". Igual los dos grabaron las dos versiones y el que hiciera la recopilación de los discos eligió la que le gustaba más.
Por cierto, la Piquer tiene una versión de "Angelitos Negros" (lo sé, la he oído...)

Sota dijo...

Mag, efestiviguonder. Y, siendo megarica como eres, qué hacias tú a la puerta de la mancebía? (como dices que te la dedicaban a tí...) O es que hiciste tu fortuna precisamente así, como si de una Isabel Presleyr o una Tita Cervera se tratase?

DeCa, no es ultimamente, yo siempre he sido así... Y al FSM pongo por testigo que no me he comprado absolutamente nada de ropa (miento: perdí un jersey en Semana Santa y le compré un substituto) desde las rebajas.

Corredero, tu también te dedicabas a hacer esquinas!? Joder como está el patio... La Piquer sería una mala bruja, pero era una artistaza como la copa de un pino. Es muy probable que la canción fuese escrita para don Miguel de Molina, pero a) por el hecho de tener que exiliarse, la versión que se hizo popular por aquí fue la de la Piquer, y b) para mi Miguel de Molina es la Bienpagá y Las Cosas del Querer. Cosas del subconsciente, mira. Gracias por la variación en la letra.

Comtessa, no, ni hablar. Angelitos Negros es Machín, y Machín es Angelitos Negros. Esa versión de la que estás hablando no existe. No te oigo, no te oigo, no te oigo...